PREPARACIÓN PARA LA AVENTURA

Me emociona muchísimo escribir este blog. Voy a contarte sobre mi experiencia en varias ciudades de China. Sé que quizá te preguntas ¿qué tienen que ver los querreros Samurai y China, si los guerreros Samurai son de Japón? Bueno, para los que ya son samurai, después de vivenciar el Samurai Game® con nosotros, en Saskia de Winter Training, seguramente les hará clic varias cosas que voy a comentar aquí. Y, si tú aún no eres samurai, de cualquier forma te aseguro que vas a encontrar este blog súper interesante y, si lo deseas, ¡acércate a nosotros para conocer este increíble entrenamiento!

Bueno, pues comienzo:

A diferencia de lo que se podría esperar en un viaje a Estados Unidos o Europa, que son de cultura occidental y que es lo más conocido para esta samurai, esta nueva “batalla”, el viaje a China, requería de una preparación especial, por lo que la experiencia comenzó desde México investigando distintos asuntos, tales como ¿qué documentos son necesarios?, ¿qué tipo de “armadura” tendría que llevar: ¿para verano o para invierno?, ¿qué comen los guerreros por aquellas tierras?, etc. Así pues, me di a la tarea de poner atención a los detalles y estar “presente en presente” ya que tenía que estar preparada para la incertidumbre que la diferencia de idioma y cultura me podrían generar.

Esta samurai consultó con su centinela, es decir la agente de viajes, para conocer el terreno de batalla que encontraría por allá, de ahí descubrí que se debía solicitar una visa que solamente dura tres meses, por lo que no se puede solicitar con demasiada anticipación, pero tampoco de último minuto (porque tardan algunas semanas en proporcionarla). Como iría a la zona del Tíbet, también se requiere obtener un permiso especial; en esencia, además del pasaporte, estos son los documentos que se requieren para viajar a China, y si vas a tener conexión en otro país, como fue mi caso en Estados Unidos, es necesario entonces tener la visa de allá.

Así pues, después de una larga jornada de unas 18 horas, llegué a Beijing, la puerta de entrada a este místico imperio.

El guía en Beijing, como buen guerrero, estuvo puntual para recibirme y reunirme con el resto del ejército (grupo del tour) para comenzar este increíble viaje. Quizás un poco nerviosa, pero no por eso menos emocionada, comencé con algo que aprendiste el blog del Código Bushido, cuando Saskia habló del HONOR: Me aprendí los rostros y los nombres de mi “ejército”, dado que eso es una forma de mostrar respeto, cuidarme y cuidarnos, en este territorio nuevo para todos. Así, inicié esta grandiosa batalla, sin expectativas y ¡dispuesta a lo que sea!

En el siguiente bloque de este blog te platicaré sobre Beijing, que significa “la capital del norte”, donde se encuentra la Ciudad Prohibida, la fabulosa Muralla China, el Palacio del Cielo, la Plaza Tiananmen, la más grande del mundo, el Mercado de la Seda y los mercadillos donde se encuentra la exuberante gastronomía, tal como escorpiones, caballitos de mar, arañas y demás “suculencias”…

 

LA CIUDAD PROHIBIDA

¡Hoy te voy a contar de la Ciudad Prohibida!

Llegué a la Ciudad Prohibida, llamada así pues sólo el emperador, su esposa y su corte podían entrar a ella, y cualquier iluso que siquiera intentara entrar, pagaría la osadía con la pena de muerte…, así que, de que era prohibida… era prohibida…

En aquella época el número 9 era de suma importancia, así pues, el guía de allá nos informó que la Ciudad Prohibida tenía ¡9,999 cámaras o habitaciones! (Sospecho que sí era un poco grande).

Aprendí que allá de veras se toman en serio lo de “la buena suerte”, por ejemplo, además de las 9,999 habitaciones, para entrar a la Ciudad Prohibida, las puertas tienen incrustadas 9 filas con 9 “medias esferas”, lo cual es 9 veces 9, ¿y por qué eso?, pues obviamente porque es “de buena suerte”. Y, por supuesto, si tocas las “medias esferas” al entrar a la Ciudad Prohibida tendrás buena suerte. Y, claro, aplicando el credo del samurai, “No tengo designios, de la oportunidad hago mi designio”, aproveché la oportunidad para tocar dichas esferas y sumar a mi suerte.

Como quizá sabes ya, el Emperador tenía miles de concubinas, literalmente hablando, y nos platicaron que un eunuco, que cuidaba y servía a las concubinas, hacía diariamente un sorteo mediante el cual se obtenía el nombre de la concubina con que el Emperador pasaría esa noche, es decir, el Emperador no la escogía, cosa que me sorprendió mucho. ¿Será que confiaba tanto en su buena suerte? El médico, en cuanto notaba que una concubina estaba embarazada, pero ésta “no le caía bien al Emperador”, de inmediato procedía al aborto, pues la descendencia del Emperador no podía provenir de una concubina indeseable.

Y te cuento que la corrupción y el poder del dinero ha existido en toda la historia de la humanidad pues había una concubina en particular muy inteligente llamada Cixi, de familia muy rica, quien sagazmente sobornaba al eunuco de los sorteos para que, casualmente, fuera ella la elegida noche tras noche… y ¿qué crees que pasó..?, ¡claro!, pues resultó embarazada, y siendo la madre del hijo del Emperador, Cixi se convirtió en Emperatriz y, se dice, era tan astuta e inteligente, que fue ella quien en realidad gobernó a China muchos años. Con esto te quiero decir que muchas veces gana el Ninja en una situación. Lo importante es identificar cuales son los Ninjas en tu vida.

Así que, antes de pasar al siguiente bloque, te envío 9 veces 9 saludos pues, como sabes ya, ¡es de muy buena suerte!

 

XIAN Y SUS IMPRESIONANTES GUERREROS DE TERRACOTA

Ahora te hablaré de Xian, la capital ancestral de la China Imperial

Lo más notable en esta ciudad fue, sin duda, los Guerreros de Terracota, más de 8 mil estatuas de arcilla de guerreros y caballos que fueron enterrados junto con uno de los Emperadores de la dinastía Qin.

En 1974, mientras unos campesinos querían cavar un pozo de agua para el riego de sus sembradíos, por accidente encontraron estas estatuas enterradas y dieron aviso de esto al gobierno, cuando comenzaron las excavaciones, muy pronto se dieron cuenta del tamaño e importancia de esta extraordinaria tumba, que terminó siendo considerado el descubrimiento arqueológico del siglo XX; ¡increíble!, ¿no creen?

El Emperador Qin Shi Huang creía que al enterrar las figuras de estos hombres en su propio mausoleo, seguiría teniendo entonces tropas a sus órdenes en el más allá.

Cuando entré y vi el tamaño de la primera nave con todas estas espectaculares figuras, aun estando en China, no pude evitar transportarme al Japón medieval e imaginar quizás algo parecido con ejércitos de miles de valientes guerreros samurai, bajo el mando de su poderoso Daimyo.

La noble samurai guía… de nombre Lola, (bueno, mejor Lola que su nombre real en chino, ¿no?), nos platicó que existen estatuas de generales, de arqueros y de infantería, además de los caballos, aunque la tumba con el cuerpo del propio emperador aún no se ha encontrado.

Me pareció impresionante saber que todas estas estatuas tenían rasgos distintos y que no existen dos iguales, y bueno, como en toda China existen 56 etnias distintas, pues probablemente por eso no les costó tanto trabajo hacer tantas estatuas diferentes, lo curioso es que el 92% de todos los chinos pertenecen a una sola, la etnia Han.

Con esta historia te quiero decir que por más similares o distintos que seamos, considero que lo importante es descubrirnos a través de nuestra experiencia con el otro. Porque a través de estas diferencias nos conocemos aún más. Así que la próxima vez que te encuentres con alguien diferente a ti, te invito a que te detengas por un momento y revises qué cualidades de esa “diferencia” te aleja o te acerca de esa personas, y revises el porqué… muchas veces esas diferencias que te son tan ajenas pueden llegar a complementarte.

En el equipo de Saskia de Winter Training valoramos las diferencias, y las aprovechamos para tener un equipo multidisciplinario que nos hace más efectivas y eficientes. Como lo decimos una y otra vez en nuestros entrenamientos: “Si quieres llegar rápido ve solo, pero si quieres llegar lejos ve en equipo”.

En el siguiente bloque te voy a platicar de las andanzas de esta samurai en la ciudad de Guilín, donde sus bellos y misteriosos paisajes inspiraron a los creadores de la película Avatar; para dar vida a las fabulosas “Montañas flotantes de Pandora”.

 

GUILÍN Y SUS MONTAÑAS QUE INSPIRARON LA PELÍCULA AVATAR

Me encanta que sigas acompañándome en este viaje por la mística China y en esta ocasión te platicaré de una ciudad bien diferente: Guilín

Guilin se encuentra al sureste de China, y al igual que en las anteriores ciudades, el calor y la humedad eran casi insoportables, ¡pero bien valió la pena conocer un sitio de tantas bellezas naturales!

Lo primero que hicimos aquí fue visitar la “Gruta de las Flautas de Caña”. Se trata de una enorme caverna con impresionantes, caprichosas y llamativas formaciones rocosas que, sumadas a las brillantes luces de colores, son un bello espectáculo natural digno de reflexión, de disfrute y de “no-mente”…, ¿qué te quiero decir con esto?, pues que simplemente es para disfrutar con los cinco sentidos, acallando la “turbulencia” de la mente, como lo hacían los antiguos samurai.

Para mí, entrar a esta caverna fue como atravesar por un portal mágico, místico y misterioso, pues el conjunto de estalactitas, estalagmitas y columnas de piedra parecían ser la inmemorial morada de los mismísimos Dioses de la Tierra; ¡qué hermoso regalo de la naturaleza!

Por la noche fuimos a un paseo por el lago Shan Hu donde pudimos observar cómo los pescadores hacen su trabajo pues ellos aquí pescan con la ayuda de cormoranes, que son unas aves acuáticas negras, parecidas a los patos que, siguiendo las órdenes de sus amos, se sumergen en el agua y sacan pescado tras pescado que el pescador saca de su boca. Nuestra guía nos platicó que el pescador les ata un cordel al cuello para que el cormorán no pueda tragar el pescado. Lo bueno es que los pescadores cuidan mucho y tratan bien a estas leales y trabajadoras aves y, a cambio, los pescadores les dan una generosa dotación de pescado al final de una buena jornada de trabajo. Ver “trabajar” a estas aves fue sumamente interesante y fuera de lo que estamos acostumbrados a ver en las ciudades de occidente.

Y al otro día tomamos un paseo en barco por el río Li, recorriendo una vasta zona montañosa cubierta de profusa vegetación y, como te adelantaba en mi entrada anterior, te cuento que estos paisajes inspiraron a los creadores de la película Avatar para dar vida a las fabulosas “Montañas flotantes de Pandora”. Fue un recorrido de una profunda conexión con la naturaleza.

Y quizás pienses que un samurai es todo valor y fiereza como para detenerse a apreciar este tipo de paisajes naturales y contacto con los animales, sin embargo, te cuento que un samurai, además de esa fiereza, coraje y fortaleza, también tenía un sentido de la belleza y la estética y fue precisamente, ante esta gran belleza, que pude disfrutar ¡de la armonía y de la paz de estos sitios mágicos!

Y te invito para que tú también, en tu vida diaria, te des un tiempo y un espacio, hacer un ALTO, para conectarte con la naturaleza y disfrutar de la belleza que la madre tierra nos regala y, por qué no, ¡quizás abrir tus sentidos a algún mensaje mágico que el universo tenga para ti!.

 

EL TÍBET Y SU MÁGICO ESPACIO PARA MEDITAR

Ahora te contaré acerca de otro lugar místico y muy distinto a lo que había visto antes: El Tíbet.

Localizada a 3,650 metros de altura sobre el nivel del mar, llegué ahora a la ciudad de Lhasa, en el sur poniente de China, rodeada por los montes Himalaya ¡y se encuentra a menos de 500 kilómetros del Monte Everest!, ¡esto me impresionó y me emocionó mucho!

Debo confesar que yo me había imaginado que aquí encontraría sólo cabras, yaks, monjes y sherpas, que son las personas que cargan las cosas de los alpinistas que suben a las altas montañas, y muy grande fue mi sorpresa al encontrarme con una ciudad perfectamente bien urbanizada, con aeropuerto, con avenidas grandes y muy bien trazadas, con hoteles, restaurantes, museos y demás equipamiento urbano ¡como en cualquier otra ciudad!, y fue entonces que recordé que un samurai debe ir “desde la nada”, es decir, sin expectativas, así que esto fue un primer gran recordatorio para mí en esta nueva ciudad.

Lhasa es la residencia oficial del Dalái Lama, pues aquí se encuentran los palacios de verano y de invierno, sin embargo, nuestro guía nos informó que, debido a sus ideas de autonomía del Tíbet y al conflicto que esto causó con el gobierno central, desde 1959 el actual Dalái Lama salió exiliado de China, y desde entonces vive en la India. Aquí recordé parte del credo del samurai: “No tengo castillo, yo hago de mi mente inamovible mi castillo” y la importancia de defender mis ideales aun cuando el precio a pagar pueda ser alto, así como lo ha pagado el Dalái Lama.

Por mucho, la principal atracción de esta ciudad es el palacio de invierno, llamado “Palacio Potala”, gigantesca obra erigida en lo alto de un cerro. Esta notable construcción es muy llamativa e impresionante, por lo que la Unesco la designó como patrimonio de la humanidad. El otro palacio, el de verano, llamado Norbulinka, aunque menos notable y menos impresionante que el Palacio Potala, también guarda mucha importancia, tradición y respeto para todos los tibetanos y budistas. Aclaro que tibetano se refiere a la región geográfica en que viven estas personas, y budistas son los seguidores que profesan la religión de Buda.

Si bien no es que fueran lujosos, el tamaño y la decoración en ambos palacios resultaban notables y vistosos; tenían muchísimas salas y habitaciones, y los colores eran muy llamativos; prácticamente todas las superficies están pintadas y decoradas con múltiples motivos históricos y religiosos. Allá, por su religión, los budistas buscan seguir los pasos de Buda, aunque aprendí también que hay muchos Budas distintos, no sólo uno, de hecho Buda no es una “imagen” sino un estado de iluminación y tranquilidad mental.

También visitamos otros dos templos muy importantes para los tibetanos y budistas: el Templo de Jokhang y el Monasterio Sera, donde pudimos ver un ritual de los monjes en el cual los más adelantados facilitan a que los novicios hagan introspección sobre los aspectos más profundos de la vida. Si bien esto sonaba muy místico e interesante, el verlo de cerca, en vivo y en directo, resultó muy sorprendente y hasta brusco. Algo muy curioso aquí fue que el uso de cámaras fotográficas estaba prohibido, sin embargo, sí podías sacar fotos con tu celular abiertamente y sin ningún problema; ¿qué te parece?

Y bueno, así como aquí hacían los monjes budistas, y así como también hacían los antiguos samurai, te invito para que tú también te regales de vez en cuando un alto en tus rutinas y te permitas hacer introspección, meditar y reflexionar en las cosas que son importantes para ti, para tu vida y los tuyos, seguramente que podrás “escuchar” y recibir varios mensajes importantes que enriquezcan tu vida;.

 

SHANGHAI Y HONG KONG, LA MODERNIDAD Y LOS CONTRASTES

Te sigo contando de China y hemos llegado ahora a dos de las ciudades más occidentalizadas de este país: Shanghai y Hong Kong.

Shanghai se ubica en la parte este, colinda con el mar, tiene uno de los puertos más importantes del mundo y me impresionó saber que esta fascinante y moderna ciudad es la más poblada de China y una de las más pobladas del planeta, y a pesar de que yo ya sabía de sus enormes rascacielos, para mí fue impactante ver la cantidad, la belleza y la altura de aquellos modernos y lujosos edificios que se alzan hasta el cielo. Saber de los altísimos costos de renta en aquellas fabulosas torres, ¡fue verdaderamente de escándalo!

Y bueno, como dicen que “a donde fuereis, haced lo que viereis…”, pues esta samurai, presente en el presente, aprovechó para poner a prueba una de las virtudes de todo samurai: la valentía! Así, subí al edificio Shanghai World Financial Center que, con sus 101 pisos, es uno de los diez rascacielos más altos del mundo y que tiene un mirador en el cual algunas partes del piso son de vidrio, así que estar a casi 500 metros de altura, parada sobre cristal, realmente quita el aliento y sentí fluir la adrenalina desde mis pies a la cabeza. ¡Fue una gran experiencia!

Y ahora llegamos a Hong Kong, en el sur, que como probablemente sabes, por siglo y medio fue colonia del Reino Unido, y desde 1997 volvió apenas a ser parte de la República Popular China.

Lo primero que me llamó la atención fue que, para embarcarnos por ferry para llegar a Hong Kong, todos tuvimos que pasar por “frontera y aduana” donde incluso los chinos son tratados como extranjeros, cosa que no entendí hasta que nuestra guía local nos explicó lo que aquí te cuento: Resulta que por ser colonia inglesa, Hong Kong tuvo un desarrollo y crecimiento político, económico, ideológico y social muy muy distinto a la China continental, y aunque Hong Kong hoy es parte de China, aquí se aplica el modelo administrativo conocido como “un país, dos sistemas”, es decir, se mantiene aquí un sistema económico capitalista bajo la soberanía de un país de ideología oficial comunista; ¡¡¿qué tal?!!
Así pues, resulta que los chinos del continente NO pueden entrar a Hong Kong libremente, mucho menos pueden “mudarse” a esta ciudad y son, efectivamente, tratados prácticamente como extranjeros, incluso varios hongkoneses, deslindándose de sus “raíces”, muy pronto me enfatizaron: “nosotros también somos chinos, pero NO somos iguales”, e inmediatamente pude notar que los habitantes de Hong Kong son sumamente educados, cultos, amables, atentos y respetuosos, mientras que los “chinos de China”, por decirlo de una forma amable… no tanto; claramente entendí por qué los hongkoneses se encargan rápidamente de marcar esta diferencia…

Por la noche, tomé un crucero nocturno y resultó ¡una noche mágica!, nos dieron un paseo por toda la isla y vi todos aquellos enormes edificios iluminados con brillantísimas luces de colores, mezcla de Manhattan y Las Vegas… ¡fue deslumbrante en todos los sentidos!

Como puedes ver, un samurai es capaz de ser feroz y valiente y, al mismo tiempo, disfrutar y ser vulnerable ante de las bellezas de su entorno, naturales o hechas por el hombre. Quizá hoy puedas practicar esto y observar tu entorno, ver lo bello, lo increíble y lo maravilloso que está a tu alrededor.

 

TIPS, CURIOSIDADES, RAREZAS Y EXTRAVAGANZAS

Me da muchísimo gusto que sigas acompañándome en este blog de las andanzas de esta samurai en China y te cuento que ésta es mi última entrada de esta serie, así que te invito a que conozcas todas estas “curiosidades” que preparé para ti y conozcas un poco más de cómo son las personas y costumbres por aquellas latitudes, ¡a ver qué te parece!

1. COMIDA: Como seguramente has escuchado, los chinos efectivamente comen muchas cosas que a la mayoría de los occidentales nos parecerían muy muy extrañas, así pues, resulta que allá comen escorpiones, arañas, escarabajos, estrellas de mar, caballitos de mar, gusanos, embriones crudos de pollo y demás cosas de ese estilo, sin embargo, son principalmente los cantoneses quienes acostumbran más estas comidas, y ante eso, los demás chinos dicen que los cantoneses “se comen todo lo que tiene patas, excepto la mesa; todo lo que tiene alas, excepto el avión y todo lo que tiene cola, excepto el barco”; para ellos es: “si se mueve… se come”. ¡Qué tal!

2. REGATEOS: Los chinos son los reyes del regateo, y te cuento que esta práctica es tan común como comer arroz. El regateo aplica siempre y en todos lados, pero lo más increíble es que puedes llegar a obtener un descuento (¡de hasta 70% sobre el precio inicial!), y como fácilmente reconocen a todo aquel que no es de por aquellos rumbos, ellos siempre te pedirán un precio alto, así que ya sabes, regatea sin parar y podrás alcanzar descuentos notables, aunque también te aviso que China ¡NO es nada barato!

3. CUIDADO CON EL TRÁNSITO: Si te subes a un taxi o a cualquier vehículo motorizado y es conducido por un chino… mis condolencias para ti y te deseo la mejor de las suertes pues los chinos para conducir ¡son más que temerarios, imprudentes y gandayas! Y si eso ocurre cuando tú estás en el auto… ¡ya te podrás imaginar cuando tú eres el peatón! Cuidado, ten mucho cuidado porque el respeto por el peatón es simplemente inexistente; mi recomendación para ti: cruza una calle junto con la multitud de chinos que hay en cualquier esquina y no intentes cruzar por tu cuenta, ya que incluso la luz roja de los semáforos no es ninguna garantía de que los vehículos se detendrán para que tú cruces, ¡así que ya estás advertido!

4. NUMEROLOGÍA: Como quizás también sabes los chinos le dan una gran importancia a los números basados en cómo suenan al pronunciarse, así pues, los números son más que augurios de la buena o mala fortuna, así por ejemplo, en la antigüedad el número nueve era muy importante, de ahí que la Ciudad Perdida tenía 9,999 habitaciones. En la actualidad, quizás el número más importante para los chinos es el ocho, de ahí que varios vuelos que llegan a China tienen este dígito, otra muestra de esto es que, para los chinos, el día más importante de todo el siglo pasado fue el 8 de agosto de 1988, es decir, el 8 del 8 del 88, y ese día hubo una cantidad estratosférica de bodas; otro número muy bueno para ellos es el seis, y los chinos están bien dispuestos a pagar cuasifortunas por licencias, líneas celulares, departamentos en estos pisos y demás documentos y cosas que tengan que ver con estos números. Por el contrario, el número cuatro es el peor de todos pues suena parecido a “muerte”, así que ellos lo evitan al máximo y, para los extranjeros, vivir en un piso cuatro, por ejemplo, les resultará en un precio muy muy barato.

5. LOS PADRES PROMUEVEN SOCIAL Y ROMÁNTICAMENTE A LOS HIJOS: Éste es quizás el favorito de esta samurai. Aprendí que, como los hijos están sumamente ocupados trabajando, no tienen tiempo de socializar, y mucho menos de “ligar”, por ello, son los padres quienes van al parque y ponen letreros en el piso con todos los datos generales del hijo o la hija (recuerda que todos son hijos únicos) así que los padres están leyendo los demás letreritos y, cuando encuentran un “anuncio” que les convence, pues son ellos quienes arreglan las citas románticas, y todo esto porque a los padres les urge la llegada de los nietos y que continúe el linaje familiar, ¡¿qué te parece?!

6. SOBRE EL NÚMERO DE HIJOS POR PAREJA: Recordarás que acá existía la ley de sólo un hijo por familia, sin embargo, a partir de 2015, esto cambió. En una pareja, si los dos son hijos únicos, como es la gran mayoría de los casos, entonces esa pareja ya puede tener hasta dos hijos. Para las nuevas generaciones, con que uno de los miembros de una pareja tenga un hermano, entonces esa pareja sólo podrá tener un hijo.

7. CENSURA DE INTERNET: Con excepción de Hong Kong, en China no hay acceso a Google, Facebook ni a otras redes sociales, esto por la censura del gobierno chino, sin embargo, siendo los chinos los amos de la piratería, te cuento que tienen una App, de renta mensual, que les permite el libre acceso.

Y como el ocho es de buena suerte… va la octava:

8. Y SI PARA NOSOTROS TODOS LOS CHINOS SE VEN IGUALES: pues resulta que para ellos también todos los occidentales nos vemos iguales, dicen ellos, y es muy chistoso ver que para los chinos los occidentales les resultemos sumamente chistosos, simpáticos, o no sé qué, pero los chinos hacen malabares para tomarse “selfies” pero en realidad están enfocándonos a los occidentales, ¡¿cómo la ves?!

Y ahora que ya conoces algunas costumbres de los chinos que a nosotros nos parecen hasta asombrosas… ¿qué costumbres nuestras crees que a ellos les resulten extrañas…?

Bueno, estas fueron las andanzas de esta samurai en China, ¡espero te haya gustado esta serie y que nos leamos pronto en otro blog!


Ma de los Angeles Junco Rey
Ma de los Angeles Junco Rey

Angie es apasionada del cuidado del medio ambiente y le fascinan los animales (en particular adora a sus dos perritos: Kevin y Hanna) y AMA viajar. Además ha impactado la vida de más de 5 mil estudiantes del ITESM, es doctora en Ciencias Computacionales, Coach certificada y Máster en Programación Neuro Lingüística. Se especializa en procesos de desarrollo humano desde hace más de una década y cuenta con varias certificaciones internacionales. Se caracteriza por ser responsable, comprometida, y apoyar a otros a generar un contexto de alegría, dignidad y respeto.

Deja tu comentario

Tu dirección no se publicará